domingo, febrero 01, 2015

Swedish Chocolate Cake o Kladdkaka


Ya me ha pasado un par de veces:

Profesor: "Presentaos a vuestros compañeros, decid de dónde sois y algo que os caracterice"
Yo: "Soy Isa, soy española y mE GUStA eL CHoCOlAtEEe!!!"

Pero la verdad es que, estando en UK como estoy, tampoco me conviene decir eso porque, ¿habéis visto las estanterias infinitas de chocolatinas que se gastan aquí? Tremendo.

Aun así, admito no ser demasiado fan de dichas elaboraciones. Es un chocolate que, para mi gusto, está demasiado industrializado, tiene demasiada grasa y el porcentaje real de cacao es bastante bajo. Con todo, no puedo evitar que alguna de Cadbury caiga de vez en cuando, jejeje.

Por eso, cuando me da el barrunto, urgo un poco por mis libros y si encuentro alguna cosa distinta donde pueda leer "cacao puro en polvo" allá que la marco para hacerla en algún ratito que tenga.

Y así encontré este Swedish Chocolate Cake o "Kladdkaka". Es una de las recetas más populares suecas, muy sencilla de hacer. Lo encontré en la última de Baking Heaven y publicado por "Top with Cinnamon" pero con alguna variación en las cantidades que ahora os explicaré.

¿Lo más sorprendente?
Lo increíblemente fácil que es de hacer y lo increíblemente bueno que está.



Ingredientes
135 gr. de mantequilla
55 gr. cacao en polvo
300 gr. de azúcar (la receta original indica 350 gr.)
1tsp de extracto de vainilla
110 gr. de harina normal
3 huevos medianos
2 tbps de azúcar glasé para decorar más tarde.
*Nota: yo le añadí 5 gr. de levadura química. La receta no la lleva y no es realmente necesario.

1. Precalentar el horno 180ºC. Engrasar molde para brownies o molde redondo de 18 cm.
2. Blanquear el azúcar con la mantequilla derretida.
3. Añadir la vainilla y seguir batiendo.
4. Añadir los huevos, uno a uno. Seguir batiendo.
5. Tamizar juntos la harina, el cacao y la levadura*
6. Añadir la harina en dos o tres veces. Seguir batiendo hasta incorporar.
7. Verter a nuestro molde y llevar al horno, 180ºC durante 25-35 minutos. Dependerá del molde. Debe hundirse por el centro, es normal. Lo digo para que no os asusteis. Es así.
8. Sacar y dejar enfriar en el molde durante 20 minutos.
9. Cortar bordes para despegarlo del molde y pasar a rejilla.
10. Cuando esté frio, decorar con azúcar glasé.
11. Servir. La receta indica servir caliente. Yo lo he servido de ambos modos y está tremendo. A vuestro gusto.



Para servirlo, lo ideal es con un poco de nata o helado de vainilla. Insuperable.

jueves, enero 22, 2015

Receta básica para hacer pan en casa y receta Pan de Paprika (pimentón dulce) y Parmesano

Pan de Pimentón dulce y Parmesano


Pan Casero con Pimentón y Parmesano
(receta propia)

Ingredientes:
-500 gr. harina fuerza
-10 gr. sal (aprox.)
-8 gr. levadura de panadería seca (si usais fresca, un cubo de 25 gr.)
-8 gr. pimentón dulce (o al gusto)
-2 cucharadas de parmesano recien rallado (un queso seco funciona mejor pero si no os gusta el parmesano, cualquier curado o viejo de oveja sirve igualmente. Los quesos más suaves como la mozzarella o el emmental no se aprecian tras la cocción y es una lástima.
-30 ml. aceite de oliva (entre 25 y 30, no más de eso)
-300 ml. agua templada (no hay que pasarse)

Agregarlo todo en un bol en ese orden (no mezclar la sal directamente con la levadura, aunque esté seca) y amasar. Se puede hacer a mano o con varas amasadoras, velocidad mínima. Si se nos pega a las paredes, añadimos pellizcos de harina normal.
A los 10 minutos ya debería estar listo. Amasamos a mano sobre una mesa ligeramente enharinada para darle una textura suave, firme y con resistencia. Cuanta más resistencia y lisa, mejor nos saldrá nuestro pan.

Meter la bola en un bol ligeramente engrasado o enharinado (yo prefiero esto último) y cubrirlo con un paño de lino o un trapo de cocina limpio y lo dejamos en un sitio cálido, que "leve". En un par de horas debería haber doblado o triplicado su tamaño. Es lo ideal.

Pasado ese siempo y con la masa ya fermentada, nos la llevamos a nuestra mesa enharinada y con la ayuda de una cuerna o espatula, le damos la forma que queramos. Yo hago barras que cruzo en la bandeja del horno. Sin más. Le damos la forma y enharinamos lo que haga falta para que no se nos peque. Llevamos a bandeja con papel sulfurizado y un poco más de harina para que no se pegue y la dejamos reposar otra media hora o así (entre 20 y 40m. me suele bastar a mi, a veces ni eso, pero hay que dejarla).

Crecerá un poquito más. Le haremos el acabado que queramos, le hacemos uno o varios cortes, le ponemos un poquito de aceite de oliva por encima, o un poquito de harina y al horno precalentado. 200ºC y unos 50 minutos. A veces 45, a veces 60. Depende del horno.

Y no requiere más secretos ni cosas especiales ni hornos raros! El que tengo aquí es viejísimo y el más común del universo! Y hago mi pan cada semana, siempre distinto, siempre con la misma proporción (harina+agua+aceite+lev+sal) y le voy integrando ingredientes: a veces olivas negras, a veces tomate seco, a veces ajo o mezcla de hiervas... Y siempre está tremendo!

*mis fotos no son buenas, pero el pan.. ay el pan como está!!*

Receta básica de pan casero:


500 gr. harina de fuerza
8 gr. levadura de panadería seca (1 sobre)
10 gr. de sal (al gusto)
25 ml. de aceite de oliva
300 ml. de agua templada

Al meter los ingredientes secos, siempre empiezo por la harina y le hago dos o más huecos donde meto la levadura y la sal (y el resto de ingredientes que le vaya a poner). Esto se hace porque la levadura, aunque seca, se alimenta de azúcar y la sal la mata. Por eso, aunque se mezclarán rapidamente en el bol con el proceso arriba indicado, es importante que en ningún momento se toquen la sal, la levadura y el agua tibia, que es lo que "activa" la levadura. Si utilizais levadura fresca, hay que diluirla previamente en un poquito de agua templada y añadirla junto al aceite y el resto del agua, igualmente, nunca mezclarla conjunto a la sal.

Todo el proceso de mezcla y amasado debe hacerse en el mismo momento, no hay que dejar nada a medias porque la levadura, una vez activa, hay que aprovecharla y tratarla bien o no nos "crecerá" como debe y se nos quedará un pan muy duro, sin poro, un pan que no es pan, es un cacho de conglomerado que no se puede comer. Y eso, amigos mios, es da mucha lástima. Un pan orgulloso es un pan que se hace bien. Y si no sale a la primera, saldrá a la siguiente. Si os da algo de miedo, intentad hacer una mezcla más pequeña, la mitad o un cuarto si así os resulta más sencillo ejercitaros en el "arte panario", porque la cosa engancha!

Levado: sitio cálido, un bol, cubierto. Si vivis en zona seca, humedeced el trapo. Si no, no será necesario. Donde vivo hay tanta humedad que pongo un poco de film en el bol, antes del trapo, sin asfixiar pero cubriendolo, para que la humedad ambiental no afecte a mi masa.

Tiempo de levado: depende de la temperatura. Ambiente siempre mejor. No lo pongais en sitio demasiado caliente. Un crecimiento optimo es doblar su tamaño en 2 horas.

Formado: Bolas, Pan redondo, trenza, baguette. Todo tiene su técnica. Y yo lo quiero hacer sencillo porque no tenemos tiempo ni somos expertos (bueno, igual tu si, pero yo desde luego no), así que como los hornos convencionales con pequeñitos para las barras que tenemos en mente, lo que hago es cruzar una barra en la bandeja. Todo lo que dé de largo. Así la afinaré más o menos. A veces me queda más plana a veces más "blandita" pero da igual. Si está bien "levada" el horno la pondrá bien.
Se forma con ayuda de harina sobre la mesa, como está explicado más arriba, y se dejará reposar ahí mismo o sobre la propia bandeja donde se va a cocer, cubierta con el trapo nuevamente. Un ratito, media hora. Sé que hay quien la deja más tiempo. Yo a veces no tengo ni tiempo de dejarla y directamente la meto al horno. Y me sigue funcionando.

Antes de hornear: a veces la "unto" suavemente con un poquito de aceite de oliva. Eso la deja crujiente al salir. O le hago unos cortes para que no "rompa" y le pongo un hilito de aceite en estos cortes. O le tiro un par de pellizcos de sal, semillas, harina o, como en el caso de arriba, pimentón dulce (que se tuesta y se pone oscuro y está riquísimo!), o la dejais tal cual. Recomendable siempre los cortes por su superficie, rápidos y lisos, con una hoja afilada y mojada, porque si no, se nos romperá por debajo y no crecerá ni se cocerá correctamente.

Horneado: 200 ºC, en el centro, sin ventilador. Y sacarla a partir de los 40 minutos. Entre 40 y 60 dependiendo de lo tostado que lo querais o de lo que podais aguantar sin querer sacarla del horno a partir de los primeros 20 minutos que es cuando empieza a oler como esa mezcla entre gloria bendita e infancia lejana...

Y a comer!! Diria que hay que dejarla enfriar un poco pero yo nunca puedo!!

Dudas? Sugerencias? Consultas?

Nótese que esta es mi versión propia y personal. A mi me funciona. Me he mudado varias veces y los distintos hornos convencionales han funcionado. Sé que los expertos "panarras" saben más, que se puede hacer mejor, si... todo eso lo sé. Pero esta es la versión "tengo que recoger al niño del cole, el gato se me ha puesto malo, tengo la lavadora por tender y se me acaban los tomates" de hacer pan en casa, si me entendeis. La de gente que está muy ocupada y sin tiempo para muchas complicaciones. Pero si lo leeis todo despacito y con las ideas claras, vereis que es lo más facil del mundo y solo hay que planificarse un poquito el día de antes. Porque merece mucho la pena. Muchísimo!
Espero que os sirva de algo, y por favor, si teneis dudas, consultas o sugerencias, ya sabeis que estoy aquí o en facebook para lo que sea!



domingo, noviembre 23, 2014

Torta de Pimiento Molío o Torta de Pimentón - Cosas de Lorca



"Torta de Pimiento Molío Lorquina" o lo que sería una focaccia o torta de pimentón


Hoy es 23 de noviembre. San Clemente, día del Patrón de Lorca, mi Lorca. Como somos así de chulos tenemos varios patrones y el 23 de noviembre se celebra la capitulación musulmana tras la reconquista de Alfonso X El Sabio allá por el 1240 en la batalla de los Alporchones. Pero dada la naturaleza de mitos y leyendas de mis tierras, es difícil fijar el verdadero origen de la festividad, aunque lo que si es cierto es que año tras año, este día se celebra en Lorca casi siempre de la misma manera, subiendo a los sitios más altos de la ciudad a disfrutar con amigos y familia de un día de monte!


Mi hermano y yo hace unos cuantos años, San Clemente en Vigo.
Da igual dónde se esté, un lorquino siempre sube al monte en San Clemente :)



Unos subirán a las laderas del castillo lorquino, la torre Alfonsina, otros subirán a monte y otros nos subiremos al tejado por no tener monte al qué subir y estar lejos, pero lo que si es cierto es que no se es lorquino si el 23 de noviembre no se hacen cosas lorquinas, como comer castañas, ir al monte o cocinar algún plato típicamente lorquino.


En mi caso, y dado lo lejos que tengo mi tierra, he tirado de una de las elaboraciones más antiguas que conoce mi tierra, la "torta de pimiento molío" o torta de pimentón. Igual que los crespillos, esto es de lo más típico que puedes encontrar en la Vega Baja de Murcia. En Cartagena las comen dulces, en Murcia capital las hacen redondas y en Águilas, les ponen trocitos de sardina, pero en Lorca, mi Lorca, las comemos así.

Receta -esta mezcla es mía-,
para 400 gr. de harina:

  • 300 gr. harina de fuerza
  • 100 gr. harina normal
  • 10 gr. de pimentón dulce de la Vera (o al gusto)
  • 10 gr. de sal (o al gusto)
  • 7 gr. de levadura de panadería seca o un cubilete de levadura fresca
  • 80 ml. de aceite de oliva
  • 160 ml. de agua templada.

Se amasa todo junto durante unos minutos a velocidad baja o a mano (esto da más gusto si se hace a mano, pero a veces tiro de amasadora para mezclar y luego le doy unas cuantas vueltas a mano).
Se pasa a un bol engrasado y se cubre con un paño de cocina y se deja en un lugar cálido para que "leve" o doble su tamaño. Entre 1 y 2 horas.
Se pasa a una bandeja aceitada y se aplasta suavemente, con "ternura".
Horno a 180º y mientras precalienta, pincelaremos nuestra torta con dos cucharadas de aceite de oliva y otro tanto de pimentón dulce, por último, sal gorda o normal esparcida por encima. Yo además le pongo unos cuantos pellizcos más de pimentón -al gusto, a mi me encanta-. En este momento uno puede ponerle trocitos de sardina fresca repartidos por encima, para que cada "cacho" tenga un trocito y se disfrute más. Esto es más antiguo y tradicional. A mi no me gusta mucho, así que no se la suelo poner.

Finalmente, la llevamos al horno durante unos 15-17 minutos. El tiempo dependerá de lo gruesa que sea nuestra torta. Si hemos usado harina normal, será más planita. Si solo hemos usado harina de fuerza, será más "molluda" y gruesa y habrá que dejarla un par de minutos más.Va al gusto.


No hay nada más lorquino que la torta de pimiento molío y los crespillos. Y si se acompañan de ajicos tiernos recién cogidos, jamón serrano y vino tinto, ya para qué contar! 100% Lorquino!! Yo aquí no puedo hacer hogueras ni subirme al castillo a proclamar la reconquista de mi pueblo porque probablemente sea la única lorquina en esta isla, pero vive dios que me subiré al sofá comiendo torta de pimiento molío!!

Viva Lorca!

martes, noviembre 11, 2014

Frosted Chocolate Fudge Cake


Frosted Chocolate Fudge Cake

Ingredientes para la base:


115 gr./4oz chocolate puro o negro, troceado
175 gr./ 6oz mantequilla pomada
200 gr./7oz azúcar moreno
5 ml./1tsp esencia de vainilla
3 huevos
150 ml./1/4 pint yogur griego
150 gr.5oz harina repostera o semifloja
Icing sugar o virutas de chocolate para decorar



Ingredientes para la crema:

115 gr./4oz negro chocolate, troceado
50 gr./2oz mantequilla
350 gr.12 oz azúcar glas (yo usé 300 gr.)
90 ml./6tbsp yogur griego (yo usé 60 ml.)



Precalentar el horno a 190ºC / 375ºF / Gas 5.
Engrasar dos moldes de 20 cm/8 in de diámetro.
Derretir el chocolate y apartar.

En un bol, blanquear la mantequilla pomada y el azúcar. Añadir la vainilla. Tras esto y gradualmente, los huevos, uno por uno, batiendo e incorporando a cada vez.
Incorporar el chocolate fundido y el yogur. Seguir batiendo a velocidad baja.
Tamizar sobre la mezcla la harina, incorporar.
Verter la masa en los dos moldes, alrededor de 400 gr. para cada uno, orientativamente.
Llevar al horno durante 25-30 minutos o hasta que esté firme al tocar la superficie.
Sacar, dejar reposar 10 minutos, desmoldar y pasar a una rejilla hasta enfriar por completo.


Elaborar la crema:
Derretir el chocolate y la mantequilla juntos. Cuidado con no quemarlos, incorporarlos correctamente. Tamizar sobre esta ganache el azúcar glasé y las cucharadas de yogur. Blanquear todo lo posible hasta que esté suave y cremoso, sin grumos, usando una espátula de madera o silicona hasta que empiece a espesar y esté más templado.
Usar un tercio de la crema como relleno de ambos bizcochos.
Usar el resto sobre la tarta, trabajando rápido para que no se nos endurezca. Espolvorear finalmente con virutas de chocolate, azúcar glasé o grageas de colores.

A merendar!!

Receta del libro "The Complete Book of Chocolate and 200 Chocolate Recipes" de Christine France and Christine McFadden. Versión y fotografías de Duckland para Lissa Melissa.

viernes, noviembre 07, 2014

Three Patch Podcast - Me as Consulting Culinarian, I'm the only in the world...

... I invented the job".

Three Patch Podcast es un programa de podcast dedicado al fandom y la propia serie de  BBC Sherlock. Ya os lo expliqué todo hace unos meses, desde mi consulta hasta el resultado final gracias a su colaboración.
Pues bien, estas chicas, que son todo amor, seguían acordándose de mi, y me pidieron colaborar con ellas, hablando no solo del postre sino también del cómo llega una cabeza pensante a semejante grado de degradación y fangirlismo.

Finalmente hete aquí el programa en cuestión con mi absurda entrevista -Consulting Culinarians (1:57:13-2:08:53)-. Y digo absurda porque no me entiendo ni yo.
Demasiao bien se han portado conmigo, incluso. Vergüencicas infinitas.
Y si publico esto es para no perderlo en la inmensidad de internet o mi disco duro.
Para futuras referencias. Bueno, y también para enseñárselo a mis futuros nietos cuando empiece a chochear y divagar acerca de aquella serie de detectives gays.

*añadir que el hecho de contar con Isaac Hayes - Chef de South Park como "cortinilla" me produce un profundo orgullo y satisfacción. Oh si nena*

Y ahora me vuelvo a la cueva, que estoy cociendo algunos posts llenos de ideas, críticas y puntualizaciones entorno a las tendencias que veo aquí y que probablemente lleguen a España en breve.

lunes, octubre 13, 2014

221b Baker Street - A Study in Sugar

Mantelpiece on 221b - the fireplace, the mail, the red gift from Irene,
the mirror, the apple from Moriarty, the tea with extra eyes...


Ha pasado un tiempo. Necesario. He estado haciendo cosas. Algunas buenas, la mayoría regulares, algunas malas también. Pero quiero enseñaros oficialmente una de las joyas que he logrado en estos meses. No sé qué camino tomaré a partir de ahora, supongo que seguiré haciendo cosas, pero voy a pararme un poco a resaltar desde este momento algunas de las cosas buenas que he conseguido en estos meses.

Una de esas cosas, como os digo, de las más bonitas, es mi replica en sugarpaste del 221b de Baker Street. A poco que uno sea fan del detective Sherlock Holmes, sabe que esa es la dirección londinense del conocido personaje de Sir Arthur Conan Doyle. Yo siempre he sido una seguidora. Me encantan los detectives y las historias de misterio. Ya podeis hablarme de Agatha Christie que del Profesor Layton, que yo os cuento. Y Sherlock, la serie de la BBC, me ha "iluminado" estos meses y me ha descubierto una comunidad asombrosa de gente que me ha enseñado cosas de mi misma.

Por eso realicé, como os conté en anteriores post, varios proyectos reposteros que tenian que ver con dicha serie. Y es que estoy loca por el actor -ese de nombre rarísimo- pero ya os digo, ya lo estaba antes por el personaje. Así que me embarqué en un diorama que reprodujera parte del set de la serie...

Estas son imagenes tomadas del apartamento de Sherlock Holmes y John Watson, de la serie y del set. 

Sherlock 221b Baker Street living room set

Le Corbusier armchair - carpet details- Image by Sherlockology

Khussa shoe a.k.a. the secret cigarette case - Image by Sherlockology

Y este es mi trabajo final.
Lejos de verlo terminado como yo quería, pero mucho más lejos de como empezé con la idea.

Billy the Skull, the golden teapot, the Valz for John and Mary, the earphones in the Bison Skull...

I.O.U.

El detalle de la alfombra, el de las rejas exteriores, el pequeño mapamundi plateado...

cigarrillos en la babucha... y también en Billy the Skull!








Este trabajo se realizó en dos semanas, a veces trabajando durante 20 horas seguidas, a veces apenas media hora. Depende de la inspiración de ese día. El trabajo de la alfombra o del papel de la pared me llevó a querer arrancarme los ojos. Y pude perfeccionar mi habilidad para pintar sobre fondant. Porque absolutamente todo está hecho con fondant. Las bases son dummies, incluido el sillón y apenas hay un par de palillos que sujetan la mesita, la lampara y el atril. Debo admitir que me faltó la figura central. Quería modelar a Sherlock sentado en su sillón, tocando su violín, pero no pude seguir y el fondant.. pasados unos dias, empezó a darme problemas por la cantidad de humedad en el ambiente... así que así se quedó. Espero que os guste...

Aquí os dejo el que hubiera sido mi acabado final ideal...

"oh, yes, of course..."


Esto es, probablemente, uno de los trabajos que más me gustan de todo lo que he hecho este año pasado. Quizá porque era personal, no estaba en mi mejor momento y para mi era lo más parecido a un reto... Lo dicho, seguiré publicando cosillas, pero esta, esta es mi favorita.

miércoles, abril 02, 2014

Cinnamon Rolls - Rollos de Canela



So, OK...
Estoy algo perdida -a todos los niveles y sentidos- pero vamos recogiendo lo que encontramos para levantar un puente nuevo, y mientras, va saliendo el sol y cada vez hay más horas de luz. Así que hoy he probado una de esas cosas que se quedan en la lista de "pendientes" más por falta de tiempo -y esta receta necesita mucho tiempo de leudado- que por dificultad. Aunque dada la involución de mi estado mental y aptitudes, esto es ya todo un reto para mi.

Así que hoy ha salido del horno una masa de brioche, suave pero firme y muy lisito. Justo justo como me daba miedo que no saliera, así que, "reto desbloqueado!". Unos rollos o bollos de canela, cinnamon rolls, o cinnamon buns, depende a quién le preguntes porque mi teoría es que "buns" es para este tipo de masas pero si lo buscais en internet, os aparecerá la masa hojaldrada, que yo creo que es más para los "rolls". Cosas del léxico! Pero estoy muy contenta. Me han quedado muy bien. No les he sacado foto del interior porque ni me ha dado tiempo y como aquí apenas hay luz, estaban recien salidos del horno cuando he tomado estas pobres fotos. Necesito buscarme un rincón y "adecentarlo" para las fotografías. Lo apunto en la ya interminable lista de cosas que debería hacer.


Cinnamon rolls.
Receta para unas 10-12 unidades.
Molde desmontable de 30 cm (yo he usado fuentes de porcelana)
Tiempo: mucho. De 3 a 4 horas de leudado + 25-30 minutos de cocción.

Ingredientes para la masa:

125 ml leche
125 ml de agua
100 gr de mantequilla + extra para engrasar
2 cucharadas de levadura seca (unos 30 gr.)
50 gr. azúcar
550 gr. harina tamizada + extra para el amasado
1 cucharadita de sal (unos 4 gr.)
1 huevo + 2 yemas, batidos

Ingredientes para el relleno y glaseado:

3 cucharadas de canela en polvo (45 gr.)
100 gr. azúcar moreno claro
25 gr. mantequilla, derretida
1 huevo batido (para pincelar)
4 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de agua caliente

Proceso:
1. Calentar el agua con la leche y la mantequilla hasta que se derrita. Dejar enfriar.
2. Cuando esté tibia, añadir la levadura con una cucharada del azúcar. Filmar el bol unos 10 minutos. Empezará a burbujear. Cuidado de no "quemar" la levadura. La leche debe estar tibia.
3. Tamizar en un cuenco o bol de amasadora la harina con el resto del azúcar y la sal. Hacer un hueco en el centro.
4. Verter la leche en la haria. Añadir el huevo y las yemas batidas. Mezclar todo bien para formar una masa gruesa y pegajosa. Pero no demasiado pegajosa.
5. Llevar la masa a una superficie enharinada y amasar hasta que nos quede una bola firme, bien integrada, sin grupos, dura y lisa. Esto se consigue amasando firme pero suavemente, añadiendo la harina de poco a poco hasta que no se nos pegue en la mesa.
6. Llevar la bola a un cuenco ligeramente enharinado y cubrir (yo suelo utilizar papel film y un trapo de cocina). Hay que dejarlo reposar un mínimo de 2 horas. En este tiempo, la masa doblará o triplicará su tamaño. Puede dejarse toda la noche.
7. Preparar el relleno mezclando 2 cucharadas de canela con el azúcar moreno. Engrasaremos también las bandejas o moldes que vayamos a utilizar.
8. Llevaremos nuestra masa a la superficie ligeramente enharinada. Golpeandola suavemente, la extenderemos hasta formar un rectánculo de unos 30 x 40 cm y como 1 cm de grosor. Si es más o menos, no importa. Lo importante es tratar la masa con delicadeza, que no se rompa ni se fuerce ni se estire con agresividad porque estropearemos todo el trabajo de leudado de las horas anteriores.
9. Pincelaremos nuestra masa con la mantequilla derretida.
10 Esparcir el relleno sobre la masa, presionando suavemente para fijar el azucar y la canela a la masa. Dejaremos un extremo sin cubrir de unos 2-3 cm de ancho. Esa parte será lo que luego "selle" nuestro rollo.
11. Enrollaremos nuestra masa desde el extremo cubierto, suavemente, sin presionar demasiado hasta llegar a la esquina que hemos dejado sin relleno.
12. Con un cuchillo de sierra, cortaremos nuestro cilindro en 10-12 fragmentos de 2 - 3 cm de ancho, procurando no aplanarlo ni cogerlo con agresividad. Llegados a este punto vereis lo suave y delicada que es la masa. Así hay que tratarla.
13. Colocaremos nuestros rollos -ahora espirales- en nuestras bandejas o moldes, sin presionarlos demasiado unos contra otros. Todavía deben crecer mucho más. Si os falta sitio, preparad más bandejas, pueden esperar.
14. Cubrir con film, dejar leudar de 1 a 2 horas más.
15. Pasado este tiempo, precalentar el horno a 180º.
16. Pincelar los rollos con huevo y llegar al horno entre 25 y 30 minutos.
17. Mientras tanto, prepararemos el graseado calentando las 3 cucharadas de agua y diluyendo en ella 2 cucharadas de azúcar.
18. En cuanto salgan nuestros rollos (ya creciditos y morenos y olorosos) del horno, los barnizaremos con el glaseado.
19. OPCIONAL: Antes de pasar nuestros rollos a una rejilla para que terminen de enfriarse, podemos espolvorear azucar glas y canela por encima. O decorarlos con un glaseado más denso de azúcar o chocolate blanco. Todo eso, va al gusto. Solos, tal cual, solo con el glaseado inicial, están de muerte.

Espero que os gusten.
La receta es del fantástico compendio de Blume. Lo he encontrado en original aquí, por cierto.
Es una maravilla de andar por casa. Muy recomendable.

Espero que, si los haceis, os gusten tanto como me estan gustando a mi!